El topónimo de Villacilader parece proceder de la aglutinación del sustantivo latino “villa”, diminutivo de “vicus”, granja, quinta y del árabe “Citi Alhaire”, o bien de “Sid-al-fair”, si bien en el año 916 se la denominaba “Villa de Gathaler” de Rivo Seco. Por ello vendría a significar el lugar de la villa del repoblador Alario.

Puede asegurarse que, al igual que al igual que otras localidades situadas a ambos lados de los ríos Valdeginate y Sequillo, tienen un origen claramente mozárabe.

El “Becerro de Presentaciones” de la catedral de León de los siglos XIII al XV, inserta a la localidad de Villacidaler en el arciprestazgo de Boadilla, asegura que tenia dos parroquias, una adoraba a San Adrián y la otra a Santa María, pagaban tercios al arcediano, a la fábrica de sus iglesias y a los clérigos. En el término de Villacidaler habia otra localidad, hoy ya despoblada, Villibañe, ubicado entre los términos de ese lugar y luz de Villada. A su vez el despoblado de Mozala se encuentra cerca de Villada.

Sobre Villacidaler ejercieron el señorío de manera igual la familia de los Albuquerque, el monasterio leones de Sahagún y el obispado de Santiago.

Contaba Villacidaler con 447 habitantes a mediados del siglo XIX, con 469 en 1900, con 432 en 1930, con 290 en 1960 y con tan solo 68 en 2005